Entrevista a Rocío Araya Gutiérrez

12:34:00 p. m.

"Intento comprender mi propia alma y quizás  somos todos en esencia parecidos" Rocío Araya Gutiérrez.



Cuando decidí crear Palabras desde el Corazón, pensé que sería muy interesante poder entrevistar a mujeres y hombres que con su trabajo, con su forma de ser, con sus ideas, impactan, cambian nuestras vidas y ayudan a hacer de nuestra sociedad un entorno más positivo y amigable. Hoy tengo la suerte de poder iniciar la sección de Entrevistas de este blog con una colaboración muy especial, la artista, escritora e ilustradora Rocío Araya Gutiérrez. 

El arte de Rocío, su pintura, sus escritos, son tiernos, dulces, profundos. Rocío, poeta de la pintura y de las emociones, logra que su arte y sus escritos, sensibles y transcendentes, calen en nuestros corazones hasta conmovernos. Tal vez, el rasgo más sorprendente de la pintura de Rocío, de su arte, sea que al observar uno de sus cuadros, una de sus maravillosas ilustraciones, inmediatamente sientes sosiego, serenidad y logras conectar con las hondas emociones transmitidas por sus textos, formas y colores.

Hablemos con Rocío para saber un poco más de ella y su arte.

Me gustaría comenzar esta entrevista, Rocío, hablando un poco de ti, ¿Cómo recuerdas tu niñez?
Era una niña a la que los mayores decían eso de: ¿Te ha comido la lengua el gato? Es decir, introvertida, observadora, con muchas ganas de ser ella misma pero con miedo de lo que pudiera ocurrir.
Me encantaba el mar y los animales y hacer cosas con mis manos, inventarme mi mundo de fantasía. Observaba mucho a los demás, sus comportamientos, sus gestos...

¿Ya sabías en esa época, de niña, que querías ser artista?
Lo sabía de un modo indirecto. Me fascinaban las vasijas hechas con barro y cuando empiezan a preguntarte que quieres ser de mayor yo decía alfarera.

Rocío tu arte trasmite amor hacia los bebés, lo niños, ternura, respeto hacia la maternidad y la mujer madre, ¿Cómo era tú arte antes de ser madre?
Siempre me intereso la vida, también antes de ser madre. Sin embargo mi arte era algo más triste en mi primera etapa, los colores eran más apagados, a menudo el tema era la soledad o el abandono...Por suerte, di un paso no solo en la pintura sino en mi manera de verme y ver el mundo y pude empezar a ver más colores, más formas, más posibilidades. Esto vino por un desarrollo personal aunque después los hijos y mi compañero dieron todavía más profundidad a mi vida y claro, a mi trabajo.

Volviendo al tema de la maternidad, de la sensibilidad que muestran tus cuadros e ilustraciones hacia los ritmos especiales de bebés, niños y madres, me gustaría saber si han influido tus embarazos, tus partos, el vínculo con tus hijos en tu arte.
Claro, mucho. Son experiencias que te acercan a lo esencial de un modo directo. Para el tipo de trabajo que yo hago es muy enriquecedor ya que yo hablo del ser humano, es un gran alimento para mí. Muchas personas pensaron que yo paraba de trabajar cuando me dedique de un modo tan intenso a la maternidad pero sin embargo me he estado nutriendo todo el tiempo y trabajando a otro nivel, más interior, más íntimo. Ahora, que son un poco más grandes empiezo a sacar para afuera, a compartirlo con los demás.

El contacto directo con tus hijos, de bebés, después de niños, ha marcado un antes y un después en tu vida, para ti, ¿cuáles son las enseñanzas más importantes que piensas que te ha aportado la relación con ellos?
Primero, que la vida es un milagro.  Segundo, que amar tanto a otro ser humano es maravilloso. Tercero, que por muy buenas ideas  que yo tenga sobre educación y relaciones lo que enseñamos es lo que somos con la luz y la sombra.

Rocío háblanos de tu proceso creativo ¿qué te inspira? ¿Qué te lleva a comprender tan bien el alma de las demás personas? Personalmente, puedo afirmar que tanto en la colaboración que hemos realizado en el libro, como en la ilustración de este blog, has sabido captar a la perfección mis emociones y mis estados de ánimo.
Intento comprender mi propia alma y quizás  somos todos en esencia parecidos, por eso puedes identificarte con lo que yo pinto.
Además me inspiro mirando el trabajo de otros artistas, ilustradores, libros, observando a la gente...

Con respecto a nuestro libro en común, “La Estrella Pepita” me gustaría que comentaras qué ha supuesto para ti esta colaboración. Por mi parte, puedo afirmar que cuando me enseñaste tus ilustraciones pensé que Pepita, Adriana y los demás personajes habían nacido en imágenes, supiste captar a la perfección su esencia. Ellos, existían en palabras, pero, les faltaban sus formas, sus fondos, sus colores y tú, generosamente, se los ofreciste. 
Me encantó hacer por primera vez una estrella de mar, nunca había hecho una y me parece un ser muy bello y mágico. Cuando lees un texto de otra persona que te gusta es muy estimulante porque te invita a hacer cosas nuevas que a ti no se te hubieran ocurrido. El texto me motivaba, hacia despertar en mi imágenes...Puede ocurrir que te dan un texto con el que no sientes nada, entonces es casi imposible trabajar. La colaboración también me ha acercado a personas  muy bellas como tú !!

Muchas gracias Rocío, la admiración es mutua. Te diré que para mí, ha sido profundamente enriquecedor ver mis palabras traducidas en tus bellas imágenes, no concibo ya las unas sin las otras.

Volviendo a tu profesión y a la transformación personal que has vivido tras tus maternidades, ¿nos podrías ofrecer un consejo que nos ayude en nuestra propia maternidad, paternidad?
A menudo cuando pinto me doy cuenta de que estoy controlando el proceso y no dejo que las imágenes salgan solas. En mi caso, creo que el resultado es más bello cuando yo estoy allí trabajando pero de algún modo me quito de en medio y las imágenes se hacen a sí mismas. Quizás esto se puede trasladar a la maternidad /paternidad: mucha presencia y poco control.

¡Cuánta razón tienes!, vivimos en una sociedad rendida a las técnicas de control, los niños se encuentran ahogados entre tanta norma, regla, castigo, premio y al final no pueden ni vivir, ni abrirse al mundo, ni desarrollarse a su ritmo. Mucha presencia y poco control debería ser un mantra a tener en cuenta por madres y padres.

Rocío, en tus cuadros descubrimos que la vida se nutre de pequeñas anécdotas y vivencias, a veces, no son ni extraordinarias, ni tan siquiera “perfectas”, pero, estos sencillos acontecimientos, nos hacen felices y nos enriquecen, ¿compartirías con nosotr@s un instante de plena felicidad vivido junto a tus hijos?
Compartir unas patatas fritas caseras.

Además de Artista, de Madre, eres una persona con una profunda riqueza interior. Observas, piensas, plasmas, pero también te observas, te piensas, te plasmas: Rocío, ¿Qué momentos te tomas sólo para ti? ¿Cómo te cuidas y te mimas a ti misma?
Me gusta por las mañanas meterme bien dentro de mi cuerpo haciendo algún ejercicio de yoga, respirando o caminando...Necesito afirmar mis pies en la tierra para no despistarme en mi fantasía y además esto me ayuda a estar de mejor humor con los demás.

Como escritora, pintora, mujer: ¿Nos recomendarías un cuento que te marcó en tu infancia?
Me encantó la historia interminable.

Desde luego es un libro maravilloso.
Antes de finalizar, me gustaría que nos hablaras de tus nuevos proyectos, comentaste hace poco que estabas trabajando en un nuevo libro.
Sí, tengo un nuevo libro escrito por mí en marcha. Va  de personas que se animan a ser ellos mismos.  Ya os contaré...

Estoy deseando poder leerlo, estoy segura de que va a ser extraordinario. Por último, compartirías con nosotros un sueño para tu futuro.
Más trabajo.

Estoy segura de que el trabajo te va a desbordar Rocío, eres una artista extraordinaria, con muchas emociones y sentimientos que transmitir. Te agradezco enormemente que hayas querido responder a mis preguntas y que me hayas permitido completar encabezar el artículo con una de tus bellísimas pinturas. Me quedo a la espera de poder leer tu próximo libro y de poder disfrutar con tus próximos cuadros e ilustraciones.

Para saber más de Rocío visita su blog: http://www.rocioaraya.com/
Puedes leer su maravilloso libro escrito e ilustrado por ella: Pájaros en la Cabeza
Nuestro trabajo en Común: La estrella Pepita
© Elena Mayorga Toledano. Ilustración de la portada realizada por Rocío Araya Gutiérrez. Con la tecnología de Blogger.